A comienzos del pasado mes de junio, una moción de censura cambió radicalmente el panorama político español, de tal modo que el PSOE volvió a gobernar con un apoyo parlamentario exiguo.

Entre algunas de las medidas que plantea el nuevo Ejecutivo de Pedro Sánchez se encuentra la posibilidad de incrementar los impuestos que gravan el gasóleo, con el fin de igualarlo a los impuestos que pagan las gasolinas.

Esta medida, que CETM tacha de “imprudencia”, ha enervado al sector que ve cómo uno de sus principales costes puede incrementarse de manera brusca, en un escenario marcado por un aumento importante de la actividad para dar servicio a la demanda, pero sin que crezcan los precios de los servicios, dibujando una coyuntura díficil en un mercado muy atomizado para las empresas del sector que tiene en los kilómetros en vacío una de sus grandes lacras y con costes laborales al alza.

Otra de las grandes medidas impulsadas por el nuevo Gobierno está relacionada con la liberación de los peajes de las autopistas una vez finalice su concesión, algo que, en principio beneficiará al transporte por carretera, pero que, sin embargo, se ha visto ensombrecida por la posibilidad de que una vez que el Estado deje las concesiones, sean las comunidades autónomas, como en el caso de Cataluña, que amenaza con una viñeta y ya ha anunciado que estudiará poner peajes allí donde los deje la Administración General del Estado.

En relación con los peajes, aún siguen los coletazos del peaje para camiones de la Diputación de Guipúzcoa, toda vez que se han denunciado los “abusos al transporte” ante el Defensor del Pueblo vasco y las autoridades guipuzcoanas siguen cobrando estas tasas, tras recurrir contra la nulidad de los peajes para camiones ante el Tribunal Supremo.

Se aclara el régimen de la estiba de mercancías

Por otra parte, la DGT ya ha dado a conocer en el último mes una Instrucción relacionada con el polémico asunto de la estiba de mercancías que, como demandaba el sector, pone por delante la responsabilidad de los cargadores en las labores de carga y descarga de los semirremolques.

Precisamente en relación con los cargadores, las 44 toneladas siguen trayendo cola y a lo largo del mes de junio se ha vuelto a producir un nuevo rifirrafe que ha tenido que ver con el apoyo de la Oficina de Cambio Climático del Ministerio de Agricultura a la introducción de estas nuevas combinaciones vehiculares en las carreteras españolas.

Esto ha soliviantado a gran parte del mundo empresarial del transporte contra las “maniobras de la industria y los cargadores” y que, al tiempo, ha destapado la guerra que llevan a cabo unos y otros por intentar atraer a los responsables administrativos a sus tesis respectivas.

carretilla cargando un camion

Tras la Instrucción de la DGT, las responsabilidades sobre la estiba de mercancías parecen más claras.

Con respecto a las relaciones con el nuevo Ejecutivo, el sector del transporte espera que el nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, que ya ha ido nombrando a gran parte de su nuevo equipo, se reúna cuando sea posible con el sector para poder conocer sus necesidades.

Precisamente en una respuesta parlamentaria en el Senado, al poco de llegar al cargo, Ábalos ya anunció una próxima reunión con el Comité Nacional para abordar la reforma del ROTT, aunque también dejó dudas en relación con la posición que defenderá España ante la Unión Europea en el Paquete de Movilidad.

Sin acuerdo a la vista en el Paquete de Movilidad

En la Unión Europea, se ha producido un parón en lo que respecta al Paquete de Movilidad, ya que las Comisiones de Empleo y Transportes del Parlamento Europeo no han conseguido ponerse de acuerdo sobre un texto de consenso y, por lo tanto, tendrá que ser el Pleno de la Eurocámara el que decida a primeros de julio si vuelve a iniciar negociaciones en relación con este expediente legislativo o si aprueba una posición común.

camiones galicia conductores

El Paquete de Movilidad parece paralizado ante la falta de acuerdo entre los países de la UE.

El Paquete de Movilidad es un importante grupo de normas que regulan aspectos como los tiempos de conducción y descanso de los conductores, su condición como trabajadores desplazados, al cabotaje o las exigencias para poder acceder al mercado de transporte, entre otros aspectos.

Las dificultades que existen para encontrar un consenso en la UE amenazan con retrasarlo sine die, ya que en 2019 hay previstas elecciones a diputados del Parlamento Europeo, algo que preocupa a los propios transportistas y a los cargadores europeos, que ven cómo algunas de las medidas que se proponen pueden comprometer la flexibilidad del transporte de mercancías por carretera en Europa, y, como consecuencia, perjudicar a la economía de la UE.

Buenos datos de coyuntura

Por lo que respecta a los datos estadísticos de situación del sector, en junio se ha sabido que los costes del transporte crecen mientras los precios caen en los primeros meses de 2018 y, pese a todo, la cifra de negocio del sector logístico y de transporte crece con fuerza en abril.

Así mismo, en mayo se han contratado 24.472 conductores profesionales de camión, mientras que otros 23.319 conductores profesionales de camión estaban en paro, aunque en mayo hay 2.800 empresas de transporte de mercancías por carretera menos que hace un año.