Tras unas primeras semanas del nuevo gobierno socialista, marcadas en el ámbito del transporte de mercancías y la logística por diversas idas y venidas en relación con un posible acercamiento a la Alianza por la Carretera, la reunión del nuevo ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con el Comité Nacional de Transporte ha marcado la actualidad del transporte de mercancías por carretera durante el pasado mes de julio.

De igual modo, otros aspectos también han seguido teniendo actualidad en los últimos 30 días. Concretamente, tanto los peajes como el gasóleo han tenido un protagonismo acorde con su importancia como costes a tener en cuenta por las empresas de transporte, mientras que, al mismo tiempo, ha regresado a la palestra el debate en torno a las 44 toneladas, una cuestión que parece que marcará el próximo otoño.

Así mismo, la preocupación por la escasez de conductores profesionales también ha tenido su cuota de protagonismo, al igual que el debate sobre las cooperativas que utilizan falsos autónomos y que por su mala fama hacen que paguen justos por pecadores.

En sus primeros días al frente de Fomento, José Luis Ábalos anunció un giro hacia la Alianza por la Carretera, pero con algunos condicionantes, para, posteriormente, matizar este apoyo del Gobierno español a la Alianza y pedir opinión al Comité Nacional en una reunión en la que el sector no logró transmitir una posición de unidad.

Mientras tanto, en la Unión Europea, el Parlamento Europeo devolvió el Paquete de Movilidad a la Comisión de Transporte de la Eurocámara con el fin de que revise las enmiendas que propuso para que las examine de nuevo y las cambie para buscar un nuevo acuerdo, una situación que ha provocado posiciones encontradas, ya que, mientras la Federación Europea de Trabajadores de Transporte se atribuye “una gran victoria”, la IRU se ha lamentado de “una oportunidad perdida”Al mismo tiempo, los cargadores europeos se han mostrado preocupados por la falta de acuerdo en el Paquete de Movilidad, mientras que el ministro de Fomento pide un “acuerdo global en el Paquete de Movilidad”.

Peajes a camiones

Con las primeras liberalizaciones de peajes del nuevo Gobierno surge el debate sobre la necesidad de una euroviñeta.

Peajes, carburantes y 44 toneladas

Por lo que respecta a los peajes, justo cuando el nuevo Gobierno ha empezado el proceso de liberalización de los peajes de varias autopistas, su liberalización ha abierto el canal el debate sobre la introducción de la euroviñeta en las carreteras españolas, particularmente en las catalanas y vascas, mientras, por otro lado, se estudian nuevos desvíos obligatorios, como el de la AP-7 en Castellón y Tarragona.

Además, en relación con los peajes de la Diputación de Guipúzcoa, esta Administración ha iniciado este mismo mes los trámites para evitar que sus peajes puedan ser declarados ilegales, una medida que ha supuesto una reubicación de los pórticos que toman los datos de los camiones y que, como no podía ser de otra manera, ha despertado el rechazo del transporte guipuzcoano

Con relación al carburante, julio ha traído la sorprendente declaración de algún miembro del Gobierno sobre “los días contados” del combustible diésel, en el marco del plan que desarrolla el Ejecutivo para conseguir transición energética “ecológica y justa”. Frente a ello, la industria de la automoción se ha levantado contra esta “persecución al diésel” del Gobierno, mientras que desde el transporte se insiste en la “imprudencia” que supondría un cambio en la fiscalidad del combustible, algo que, como apuntan desde Murcia, podría convertirse en la “puntilla para el sector”., precisamente cuando las emisiones contaminantes del transporte han crecido un 2,6% el año pasado debido, en parte, a que se ha reducido la matriculación de vehículos de gasóleo.

Cambiando de tercio, en julio, las asociaciones de cargadores han anunciado que para el próximo mes de septiembre el debate en torno a las 44 toneladas regresará con fuerza. Esta postura, a su vez, ha tenido una respuesta casi inmediata en forma de clara acusación, la realizada por CETM y que insiste en que el verdadero objetivo de las 44 toneladas es “incrementar la rentabilidad” de los cargadores.

mega-44-toneladas-a-2-2018

Las 44 toneladas generarán un fuerte debate este otoño.

Conductores y cooperativas

Al tiempo, la escasez de conductores profesionales parece ir convirtiéndose poco a poco, sin prisa, pero sin pausa, en uno de los grandes problemas de un sector que ve cómo sus chóferes envejecen sin que se les de relevo, algo que ya se deja sentir en algunas zonas del país, como es el caso del transporte aragonés. En esta misma línea, este mismo mes también se ha sabido que el puesto de chófer se encuentra entre los diez perfiles profesionales más difíciles de encontrar en España.

Por lo que toca a las cooperativas que esconden trucos para competir en condiciones irregulares, el Tribunal Supremo ha abierto una brecha para detectar a las falsas cooperativas de transporte. Mientras, las propias cooperativas denuncian el uso instrumental de esta figura por grandes flotistas y operadores logísticos y piden que el fraude de las falsas cooperativas se recoja en el Paquete de Movilidad.

En este contexto, algunos estudios indican que más de 50.000 autónomos del transporte de mercancías español trabajan “sin las garantías necesarias”, lo que ha obligado a las autoridades a insistir en la persecución de las cooperativas de transporte que aún facturan en módulos y que utilizan falsos autónomos.